Camiseteados: Macarena Ramírez y Apaña

A comienzos de abril, la periodista Macarena Ramírez escribió un tweet. Tenía una idea: reunir ayuda para personas que estuvieran pasando hambre. Todo comenzó con un tweet.
La pandemia recién comenzaba, pero mucha gente había perdido sus empleos. Bajo la premisa: “Que nadie se vaya a la cama sin comer”, Macarena conoció de manera virtual a 5 ciudadanos que compartieron su visión. Así comenzó la fundación Apaña, personas que no se conocían, pero que compartían sus ganas de ayudar. Rápidamente se fueron movilizándose y llevando ayuda, recolectaron donaciones, sus casas se transformaron en centros de acopio y muchas personas recibieron alimentos, pero también descubrieron que no querían dejar de hacerlo.
Así, a mediados de junio, luego de 2 meses articulados, decidieron convertirse en fundación, una decisión que en medio de una pandemia parecía apresurada, pero no querían parar.

Sabían que en Chile la pobreza y la necesidad no solamente es por la contingencia. Además se habían comprometido. Junto con la formalización decidieron cambiar de nombre a “Apaña”, que significa acompañarse.
Este grupo de jóvenes ha logrado movilizar y realizar acciones solidarias en comunas de Santiago y de la región de Valparaíso, trabajando en reconstrucción de viviendas, entrega de alimentos y también acompañamiento.

Para más información ingresen a www.apana.cl

Los invitamos a ver su historia