Camiseteados: Mauricio Soto y la ONG Hijos de la Calle

Coordinador de la agrupación Hijos de la Calle, movimiento que tiene 20 años de vida y que se preocupa de las personas que viven en pobreza extrema en Renca. Mauricio Soto (46), lidera trabajos que van desde reparación de hogares y mediaguas, entrega comida y apoyo a familias, como donación de ropa hasta ayuda jurídica. Mauricio, que es conocido como
“Mewi” en Renca, es técnico electrónico y trabaja en una empresa familiar de madera durante la semana, mientras que los fines de semana los dedica de lleno a esta labor social.

Durante los años, Soto señala que con esta iniciativa se dieron cuenta que la mejor manera de entrar a estas zonas de vulnerabilidad es incorporando a las mismas familias a la organización y a la toma de decisiones.

Producto de la pandemia del Covid-19, el comedor comenzó a articularse 3 veces por semana. Un desafío, pero que toda la comunidad aceptó.

Los invitamos a revisar su historia.