Maite Zubia

A través de la Fundación Expreso, Maite entrega herramientas a adultos en situación de calle realizando tablas y otros utensilios en madera.

Tras vivir siete años en Estados Unidos, Maite Zubia regresó a un Chile en el que, según ella, las personas corrían intensamente sin una dirección clara. Simplemente, porque sí.

A ese intenso escenario se sumaba una pena personal. Al haber leído una columna escrita por Pablo Walker, el entonces capellán general del Hogar de Cristo, Maite dijo: “Tengo que hacer algo”.

Se contactó con el religioso y le dijo: “te puedo ayudar en lo que sea”. Comenzó a cooperar y al tiempo ya había formado Expreso. En el proyecto, los participantes realizan tablas de madera para la cocina que posteriormente son vendidas.

Primero, comenzaron recogiendo maderas de la calle. Ahora, compran los materiales. El trabajo tiene un aspecto de creación y reparación de la madera, como también un proceso curativo personal.

El año 2018 Maite transformó Expreso en una fundación, comercializando sus productos a través de internet y en diversas ferias, además de ser un taller de trabajo cooperativo integrado por acogidos del Hogar de Cristo.