Augusto Plaza

Los niños de Cachiyuyo pudieron cumplir su sueño: El tener su propio observatorio para observar las estrellas. Gracias al liderazgo de Augusto se sienten parte del legado del desierto y sus cielos para observar el firmamento.

En la frontera sur del Desierto de Atacama se ubica Cachiyuyo, una localidad de 220 personas.

Muy cerca de esa zona, también se ubican algunos de los proyecto astronómicos más importantes del mundo. Y también está el Observatorio ecológico Infantil construido por los 13 alumnos que asisten a la escuela rural del lugar.

Este proyecto, liderado por Augusto Plaza, beneficia a toda la localidad con un fuerte componente educativo, de perseverancia, de unión.

El 90% de la construcción es de arena, componente abundante en del desierto y, además, servirá como la carta de presentación del “súper adobe” de Cachiyuyo.